Buenos Aires. El empresario Eduardo Elsztain, que conduce la mayor empresa de bienes raíces de Argentina, dijo este lunes que el canje de deuda impaga lanzado por el gobierno será "positivo" y favorecerá el clima de negocios en el país.

Argentina lanzó este lunes una reestructuración de deuda impaga por más de US$18.000 millones, en un intento por retornar al mercado global de crédito tras la monumental cesación de pagos del 2001/2002.

"Nosotros creemos que el resultado del canje va a ser positivo y creo que volver a restablecer la relación con los deudores es una buena señal", dijo Elsztain, presidente de IRSA, en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina.

"Creemos que el riesgo país va a bajar y creo que para nuestros negocios es muy rico poder seguir creciendo (...) El hecho de que Argentina ya ha estado fuera de los mercados no es una bondad, pero ahora es una oportunidad", agregó.

Los problemas financieros del gobierno argentino han afectado a las empresas que buscaban emitir nueva deuda, porque aumentan el costo del financiamiento y bajan su calificación crediticia.

Irsa planea emitir bonos de deuda por al menos US$150 millones en el corto plazo, pero el empresario no dio detalles sobre la operación por restricciones legales.

"Lo único que puedo decir es que la compañía está lista para salir a los mercados", dijo.

Según un comunicado de la calificadora Standard & Poor's, la firma destinará los fondos de su próxima emisión a la compra de activos en Argentina, a financiar capital de trabajo, a efectuar aportes a compañías relacionadas y al repago de deuda de corto plazo.

La agencia espera que la operación contribuya a robustecer su posición de liquidez.

Expansión. El grupo IRSA es propietario de los principales centros de compras y edificios de oficinas del país, así como de varios hoteles, y planea expandir el negocio este año.

"Lo más probable es que lancemos uno o dos proyectos de centros comerciales en el transcurso del año ni bien tengamos los fondos, y estamos estudiando un tercero. Y dentro de los proyectos tenemos el desarrollo futuro de ciudad deportiva (en la ciudad de Buenos Aires)", dijo Elsztain,

El empresario también es presidente de Cresud, una de las principales firmas agrícolas de Argentina que en los últimos cinco años inició operaciones en Brasil, Paraguay y Bolivia, y apunta a potenciar su presencia en la región.

"La gerencia de Cresud está mirando dos o tres países más y no descarto que en alguno de ellos hagamos alguna inversión", dijo el empresario.

La semana pasada, Cresud cerró la compra del 16% de las acciones de la  brasileña Brasilagro.

Irsa tiene además el 28% de Banco Hipotecario, un banco estatal bajo administración privada.