Bogotá. La compañía colombiana Interconexión Eléctrica (ISA) anunció este martes su ingreso al mercado de transmisión de energía eléctrica en Chile, con la construcción y operación de tres líneas que le permitirán ingresos anuales por US$63 millones cuando entren a operar en cinco años.

La empresa colombiana resultó ganadora de una convocatoria abierta de la Dirección de Peajes del Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central de Chile, para diseñar, financiar, construir, operar y mantener tres líneas de transmisión de 500.000 voltios y cuatro subestaciones asociadas.

ISA confirmó que los proyectos Nueva Línea Cardones-Maitencillo, Nueva Línea Maitencillo-Pan de Azúcar y Nueva Línea Pan de Azúcar-Polpaico deberán entrar en funcionamiento en un plazo máximo de cinco años, tendrá una red de 743 kilómetros y permitirá tener ingresos cercanos a los US$63 millones.

El gerente de ISA, Luis Fernando Alarcón, aseguró que la entrada al mercado eléctrico chileno es una gran noticia y desde hace varios años su firma intentaba entrar en ese país.

"Chile es un país pujante, con una economía fuerte y con reglas de inversión estables, lo que se conjuga con nuestro sueño de integrar el mercado eléctrico de Latinoamérica", precisó.

La compañía colombiana ya tenía presencia en Chile, pero a través de concesiones viales y en negocios de telecomunicaciones.