Madrid. Isolux Corsán se ha adjudicado las obras de construcción de 42 kilómetros de líneas de transmisión en México, una obra que, adjudicada por la Comisión Federal de Electricidad del país, cuenta con un presupuesto de 40 millones de euros (US$50 millones).

El proyecto "1116D Transformación del Noreste", localizado en el Estado de Nuevo León, incluye la ingeniería, suministro y construcción de 42 kilómetros de líneas de transmisión de 400 kV y 115 kV, según señala en un comunicado.

Además, la compañía se ha adjudicado la subestación eléctrica de Regiomontano, de 500 MVA, y la ampliación de la ya existente de Cadereyta.

Esta adjudicación, otorgada por la Comisión Federal de Electricidad de México bajo el modelo de contratación de Obra Pública Financiada a Precio Alzado, cuenta con un plazo de ejecución de 480 días.

En México, la compañía gestiona actualmente en régimen de concesión dos autopistas por un periodo de 45 años: Saltillo-Monterrey y Saltillo Norte y Perote-Banderilla y Libramiento Xalapa y recientemente ha ejecutado un tramo de la Carretera Campeche-Mérida y se ha adjudicado la construcción de la carretera Libramiento Poniente de Acapulco, en el Estado de Guerrero.

En el ámbito energético, Isolux Corsán ha instalado más de 5.000 kilómetros de líneas de transmisión y adjudicado 50 subestaciones.