La Paz. El gobierno italiano confirmó la entrega de US$21 millones para el financiamiento del tramo que une las localidades de Toledo y Ancaravi, de 52,8 kilómetros, que parte de la carretera Oruro-Pisiga.

En mayo del año pasado Italia aprobó el préstamo, en el marco del memorándum de entendimiento firmado entre ambos países en 2005 para entregar los recursos para la ejecución del proyecto carretero.

El convenio que ratifica el pacto, fue suscrito este jueves y ahora deberá pasar a la Asamblea Legislativa Plurinacional. El documento fue firmado por el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Alberto Arce, y por el embajador de Italia, Silvio Mignano, que lo hizo en nombre de la compañía Antigiancassa SpA., informó Jornadanet.

Los recursos obtenidos serán transferidos a través de un Convenio Subsidiario a la Administradora Bolivia de Carretera (ABC) como entidad ejecutora del proyecto.

La carretera Oruro-Pisiga es parte del Corredor Biocéanico, que busca conectar territorio boliviano con Brasil y Chile, así como impulsar el comercio de los productos nacionales, a través de los puertos del Atlántico y del Pacífico.