Fue en el National Stationery Show de Nueva York, la feria mundial de papelería y productos relacionados, donde los representantes de la marca italiana Campo Marzio consiguieron su primer cliente en las Américas: la papelería fashion Kate’s Paperie. Pero conocieron también a los hermanos Sandra y Pablo Rusch, dueños de RU Papel, una papelería boutique de Santiago de Chile.

“La oportunidad de llegar a Chile no estaba programada, nuestro interés estaba únicamente en el mercado norteamericano”, dice Julie Torres, desarrolladora de proyectos de Campo Marzio America International. “Ahora nuestro interés es la expansión de la marca a nivel continental”.

Ya están en conversaciones concretas en México y en negociaciones en Brasil, pero el plan abarca también Argentina, Perú y Colombia. “A nosotros no nos gusta el desarrollo de franquicias. Todos los mercados son distintos y los productos deben adaptarse, y para ello es clave un socio local que conozca el mercado”, dice Torres.

Para los hermanos Rusch el negocio ha sido bueno. Duplicaron sus ventas de fin de año en relación a las de 2009, en parte gracias al estilo elegante y contemporáneo de Campo Marzio, cuyos productos traídos en consignación representaron 15% de las ventas totales.

“Esperamos en el mediano plazo un aumento del 40% en las ventas, una vez que Campo Marzio vaya consolidándose”, explica.

La empresa italiana tiene 40 tiendas boutique en 19 países y prevé lograr ventas por más de US$50 millones en 2012.

El plan de negocios para expandir la marca en la región no sólo contempla abrir puntos de venta, sino también producir algunas líneas de productos localmente, para así solucionar problemas logísticos y ofrecer un mejor precio al cliente.

“Nuestro objetivo es ofrecer productos de lujo, pero a un precio accesible”, dice Torres.