La italiana Astaldi está explorando potenciales negocios para entrar en Argentina, así como nuevos proyectos en Chile, en medio de un impulso en el desarrollo de infraestructura de los países sudamericanos, dijo este jueves a Reuters el presidente de la compañía.

Paolo Astaldi, quien visita Chile para la instalación de la primera piedra del moderno Telescopio Europeo Extremadamente Grande que construirá la firma en el norte del país, dijo en una entrevista telefónica que examinan varios contratos de carreteras en Argentina.

"Estamos muy interesados ​​en Argentina", afirmó. "Así que estamos mirando y tal vez tengamos algunos proyectos hacia el final del año".

El gobierno argentino impulsa el gasto en infraestructura para compensar décadas sin inversión, crear empleos y estimular el crecimiento, y ha anunciado US$14.000 millones en mejoras al sistema ferroviario de Buenos Aires, así como el Plan Belgrano de US$16.000 millones para mejorar conexiones internas.

Hasta ahora ha atraído el interés de firmas internacionales que históricamente no han sido actores relevantes en el mercado de infraestructura en la nación, como las japonesas Marubeni Corp y Mitsubishi Corp.

Astaldi dijo que también le interesan ambiciosas propuestas de túneles que conectarían Argentina y Chile a través de la Cordillera de los Andes. Chile, al igual que Argentina, impulsa el desarrollo de infraestructura y aunque Astaldi dijo que no habían encontrado un proyecto de autopista de interés, estaba atento a los futuros desarrollos en Chuquicamata, una enorme mina de cobre de la estatal Codelco, que otorgó en 2016 a Astaldi un contrato de US$460 millones para construir túneles subterráneos.

En los últimos años, la italiana ha tratado de globalizar sus operaciones en medio de difíciles condiciones internas. Para el primer trimestre, más del 80% de sus ingresos eran internacionales, y Astaldi dijo que esa proporción probablemente se mantendría o crecería ligeramente.