El Itaú-Unibanco, mayor banco privado de Brasil, tuvo en 2012 una ganancia neta de 13.594 millones de reales (unos US$6.800 millones), un 7 por ciento menos que en 2011, informó la entidad.

A pesar del descenso, el beneficio del Itaú-Unibanco fue el segundo mayor en la historia de las entidades financieras brasileñas, apenas superado por el resultado del propio Itaú en 2011, de 14.621 millones de reales (US$7.310 millones).

En el cuarto trimestre de 2012, la entidad ganó 3.492 millones de reales (unos US$1.750 millones), un 5,1% menos que en el mismo trimestre de 2011 aunque un 3,6% más que en el trimestre anterior.

Pese a la caída de los beneficios, el Itaú elevó su cartera de crédito hasta los 426.590 millones de reales (unos US$213.295 millones) en diciembre pasado, un 7,45% más que en el mismo mes de 2011.

La entidad atribuyó la caída del beneficio neto en 2012 al menor crecimiento de los créditos, aunque espera una expansión de los préstamos este año de hasta el 13%.

Por su parte, la tasa de impagos de más de 90 días bajó del 4,9% en diciembre de 2011 hasta el 4,8% en diciembre pasado.

Su descenso permitió que el Itaú redujera sus provisiones para créditos de riesgo desde 5.940 millones de reales (unos US$2.970 millones) en el tercer trimestre de 2012 hasta los 5.680 millones de reales (unos US$2.840 millones) en el cuarto trimestre.

Por su parte, los activos del banco totalizaron en diciembre 1,014 billones de reales (unos US$507.000 millones), un aumento del 19,1% frente a los del mismo mes de 2011 y que lo confirman como la mayor institución financiera privada de Brasil.

El patrimonio líquido de la institución creció un 4,03% en un año hasta 74.220 millones de reales (unos US$37.110 millones) en diciembre pasado.