Sao Paulo. Las ganancias del banco brasileño Itaú La ganancia recurrente, o el beneficio neto que excluye partidas extraordinarias, cayó un 4,8% a 3.412 millones de reales (US$1.680 millones) en el tercer trimestre, en comparación con los tres meses anteriores,Unibanco Holding SA entre junio y septiembre fueron las más bajas en cinco trimestres, porque los esfuerzos de Gobierno para bajar los costos del crédito presionaron la capacidad del segundo mayor prestamista de Brasil para generar ingresos.

La ganancia recurrente, o el beneficio neto que excluye partidas extraordinarias, cayó un 4,8% a 3.412 millones de reales (US$1.680 millones) en el tercer trimestre, en comparación con los tres meses anteriores, según una presentación realizada el martes al regulador.

El resultado de Itaú incumplió con las expectativas de nueve analistas que habían sido consultados por Reuters, los que anticipaban una utilidad de 3.480 millones de reales (US$1715 millones).

Los ingresos financieros -equivalente a los ingresos por préstamos y por negociación de instrumentos financieros- cayeron un 4,8% a 12.820 millones de reales (US$6320 millones) y fueron los menores desde junio del 2011.

La rentabilidad, medida por el retorno sobre capital, se hundió a un 17,7%, lo que no cumplió con el 18,2% que esperaban los analistas y que alcanzó su nivel más bajo en años.

Sin embargo, los préstamos impagos por 90 días o más cayeron a un 5,1% de la cartera en el tercer trimestre, desde el 5,2% del período inmediatamente anterior, según la presentación al regulador.

Itaú destacó una mejora en la tendencia de los incumplimientos en el corto plazo, una señal de que la calidad de los activos está por progresar en los siguientes trimestres.

La cartera de créditos del banco aumentó un 1% a 417.600 millones de reales (US$205 mil millones), frente al segundo trimestre, y un 9,3% en tasa interanual. El banco había anticipado una expansión de los préstamos de un 10% para este año.