Brasilia. Brasil es considerado el cuarto mercado automotor del mundo, por eso no extraña que la marca automotriz china JAC Motors haya elegido este lugar para emplazar una nueva fábrica de vehículos.

Con una inversión estimada en US$510 millones, JAC Motors entregará un 20% del capital, mientras que el resto correrá por parte del grupo local SHC, consorcio administrado por el empresario Sergio Habib.

Según indica el diario La Tercera, la planta se levantará en el estado de Bahía y se estima que producirá alrededor de 100.000 vehículos anualmente a partir de 2014.

Esta sería la segunda fábrica de vehículos extranjeros en Brasil, luego que en julio pasado la también china Chery decidiera utilizar tierras cariocas para su creación de automóviles.

La noticia comunicada esta semana por JAC Motors causó sorpresa considerando que la misma compañía había descartado un plan de inversión en Brasil, considerando el alza de impuestos a los autos fijados por el gobierno de Dilma Rousseff.

La inversión de Habib revive planes para la fábrica y mueve a SHC a la producción. El grupo tiene actualmente 40 concesionarias en Brasil y espera tener 200 al 2014.

Brasil es un mercado clave para las principales automotrices del mundo, incluyendo a la italiana Fiat SpA, a la alemana Volkswagen AG y a las estadounidenses General Motors Co y Ford Motor Co.

La producción de autos en Brasil enfrentó una fuerte reducción en Brasil, luego que se comenzarán a percibir las primeras señales de la crisis externa y la consiguiente baja en la demanda de vehículos.