La empresa Jaguar Energy Guatemala (JEG) planteó el martes un arbitraje en contra de la compañía China Machine New Energy Corporation (CMNC) al demandar US$300 millones por incumplimientos en el proyecto de generación de energía, en Escuintla.

José Sarmiento, gerente de JEG, dijo que ese monto incluye sobrecostos en los que se incurrirá para finalizar el proyecto, penalidades, anticipos pagados a CMNC y pagos pendientes a proveedores.

El arbitraje se presentó ante la Cámara de Comercio Internacional con sede en París y se efectuará con base en las leyes de Nueve York. Fue presentado tanto por JEG como por otra empresa registrada como AEI Guatemala Jaguar Ltd. con sede en Isla Caimán, ambas propiedad de la estadounidense Ashmore Energy International (AEI).

A partir de la fecha de solicitud del arbitraje hay 30 días para nombrar a los árbitros y 90 días más para resolver.

Sarmiento aseguró que la obra de construcción continuará e intentarán finalizarla en tiempo para suministrar energía a Energuate, pero será hasta febrero que informen si cumplirán con el plazo fijado para el 1 de mayo del 2015.

Desacuerdo. Dimas Carranza,  director de Regulación de Energuate, dijo que desconoce detalles del arbitraje. 

Energuate ya le notificó a JEG que cayó en incumplimiento del contrato con ellos, respecto de la calificación del contratista que exigía la licitación.

A su criterio, el contratista no se puede cambiar sin su autorización por lo que  tienen hasta el 9 de febrero para argumentar su decisión. Si Energuate no está de acuerdo tiene el  derecho de cancelar el contrato, agregó.