Toluca. Excelsior. El objetivo de Jaguar y Land Rover en México es posicionarse como las mejores marcas de lujo en el mercado. Pese a que las ventas en el país no ocupan el primer lugar de la lista de prioridades de la empresa de origen inglés, lo primordial es transmitir la exclusividad de su categoría.

Joseph ChamaSrour, director general de Jaguar y Land Rover en México, destaca que “manejar un vehículo de nuestra marca es un verdadero signo de estatus. Esto es real, porque hasta la reina Isabel II maneja su camioneta e inclusive su nieto el príncipe Guillermo y su esposa Kate Middleton también”.

La penetración de la marca en México no alcanza ni 1% del mercado; sin embargo, Jaguar y Land Rover son conducidos hacia un claro mercado objetivo.

“Queremos llegar al 50% de los 300 líderes de México, cumpliendo sus gustos exigentes. Nuestros vehículos se producen de forma artesanal, hasta el punto en que tenemos un sastre que se encarga de confeccionar las vestiduras de nuestros carros y camionetas, utilizamos marcas exclusivas, usamos las mejores pieles, las mejores maderas; entrar en un Jaguar es un deleite, cosa que casi no sucede en los vehículos”, explica el ejecutivo.

Enfatiza que "un Jaguar es un sueño, de verdad no lo compras por un tema de transportación, lo haces por sentirte una persona muy especial y porque eres exigente”.

Por ello, el objetivo primordial de ChamaSrour es convertir a la marca en un producto totalmente aspiracional y para ello, cuenta con toda la tradición y aristocracia de la corona inglesa.