Tokio. Japón podría nacionalizar Tokyo Electric Power a medida que los crecientes costos y el enojo del público amenazan el futuro de la empresa que se encuentra en medio de la profunda crisis nuclear del país.

El panorama de Tokyo Electric, conocida como Tepco, ha sido incierto desde los terremotos y tsunamis del 11 de marzo, que golpearon el complejo nuclear Fukushima Daiichi, lo que ocasionó fugas de radiación, apagones y evacuaciones masivas.

Las acciones de la empresa han caído cerca de 75%, mientras que el costo de asegurar su deuda por US$92.000 millones se disparó diez veces.

La estatización de la mayor eléctrica de Asia es una opción que Japón está estudiando, dijo el ministro de Estrategia Nacional, Koichiro Gemba, debido a los elevados costos de reparación de los reactores y de las indemnizaciones a empresas y particulares.

A la vez, la capacidad de pago de la empresa ha sido afectada por una caída en la generación, que está desencadenando apagones, que durarían semanas o meses.

Tepco provee electricidad a 30% de la población de Japón y usualmente tiene una capacidad suficiente como para abastecer a toda Gran Bretaña.

"No veo más opciones que la nacionalización de Tepco", dijo un administrador de fondos de una firma de administración de activos de Japón.

"La gente está muy enojada con la empresa y ese enojo no cederá si el gobierno sólo inyecta dinero y deja a la gerencia de la compañía en su lugar", agregó.

Una fuente del gobierno dijo a Reuters que un plan en estudio implicaba escindir al negocio nuclear de Tepco y nacionalizar sólo eso.

"Existen pocas posibilidades de que Tepco continúe como está", dijo la fuente, que no está autorizada para hablar en público.