Tokio. Japón no importará crudo iraní en julio, ya que los compradores se contuvieron para evitar cualquier riesgo de ser blanco de las sanciones de la Unión Europea contra los seguros, que han afectado fuertemente los suministros del miembro de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), dijeron este miércoles fuentes industriales y gubernamentales.

Japón se unirá a Corea del Sur entre los mayores compradores asiáticos en detener sus importaciones iraníes este mes debido a las sanciones impuestas por Bruselas el domingo que pretenden recortar los ingresos petroleros iraníes y obligar a Teherán a ceder respecto a su programa nuclear.

La medida tendrá un fuerte impacto sobre Irán en julio, ya que Japón y Corea del Sur importaron unos 256.000 barriles diarios del crudo iraní en mayo, por más de US$750 millones con los actuales precios del petróleo.

"Estamos al tanto de que no habrá importaciones en julio", declaró un funcionario gubernamental japonés, quien solicitó el anonimato debido a que no estaba autorizado a hablar con la prensa.

China, el máximo comprador de petróleo iraní, también podría ver reducidas sus importaciones en julio debido a que está en una disputa con la mayor empresa de embarcaciones iraní a causa de los costos de flete.

El embargo petrolero de la Unión Europea llevó a que las aseguradoras europeas, que dominan el sector marítimo, dejen de ofrecer cobertura respecto al crudo iraní. Observadores de la industria dicen que la medida de la UE ha sido la más fuerte del arsenal de sanciones que ha impuesto Occidente contra Irán.

El gobierno nipón acordó el mes pasado intervenir y entregar una cobertura de seguros por hasta US$7.600 millones a los embarques para mantener el comercio petrolero con Teherán.

El tercer mayor comprador de petróleo iraní dejó de cargar buques a inicios de junio para evitar que las naves que hagan la parte final de su trayecto hasta Japón queden sin seguro a inicios de julio.

Los próximos envíos del país serán cargados en Irán a fines de julio y llegarán a Japón después de mediados de agosto, dijeron fuentes.

Las compañías navieras firmarán con el gobierno para asegurar el crudo iraní este mes, dijo la fuente gubernamental.

"Aún no hemos firmado contratos", dijo el funcionario.

Los buques que se cargarán a fines de julio promedian un equivalente de poco menos de 100.000 barriles diarios por el mes, subiendo desde los 70.000 barriles diarios de junio, según una fuente de la industria.