Río de Janeiro. La multinacional brasileña JBS, mayor productora de proteína animal del mundo, anunció un acuerdo con el sector bancario para normalizar su deuda con el que prevé mantener líneas de crédito de 12.200 millones de reales (unos US$3.880 millones) por un período de 36 meses a partir del mes de julio.

El acuerdo involucra acreedores que detienen el 78% de las deudas actuales de JBS, según un comunicado enviado este martes al mercado.

A partir de enero de 2019, JBS comenzará a amortizar cerca del 25% de la deuda principal hasta el final del periodo, en julio de 2021.

Tras cerrar los últimos meses del año pasado en rojo, JBS divulgó este lunes que registró un beneficio neto de 534,2 millones de reales (unos US$148,3 millones), un valor casi un 130% superior al registrado en igual período del año anterior.

JBS fue una de las empresas acusadas de formar un cartel que amañaba los productos, incluso los caducados, con los que utilizaban productos químicos para disimular el olor, antes de embarcarlos al exterior.

En una gran operación, la Policía Federal brasileña desmanteló una red en la que había varias plantas de JBS y BRF, la otra gran multinacional del sector en Brasil, en la que había involucrados fiscales sanitarios, que emitían el certificado de carne apta para ser vendida y exportada.

La divulgación de la red que adulteraba la carne provocó que más de una decena de países anunciasen embargos a la carne brasileña, lo que causó pérdidas millonarias a importantes exportadoras brasileñas de alimentos.