Milán. El presidente ejecutivo de Fiat confirmó este martes planes para convertir fábricas italianas del grupo en centros de producción para automóviles a venderse fuera de Europa y particularmente en Estados Unidos.

En un discurso al personal en Italia, Sergio Marchionne dijo que el país y Europa no podían ser más considerados como los mercados finales para Fiat, que también es dueña de Chrysler en Estados Unidos.

"Podemos y debemos pensar de una forma diferente en el sector automotor italiano, reenfocar (...) de modo que se convierta en un importante centro de producción para exportaciones fuera de Europa. En nuestro caso, eso significa sobre todo Estados Unidos", aseguró.

Marchionne también dijo que la Comisión Europea debería garantizar condiciones similares para todas las fabricantes de automóviles, y repeler intentos, en especial de los productores alemanes, "de crear condiciones que son más favorables a su propia industria".

El ejecutivo ha acusado reiteradamente a su rival alemana Volkswagen de contribuir a una "masacre" entre las fabricantes de autos al librar una batalla por los precios en Europa.