Buenos Aires. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, afirmó en Chaco que “trabajando juntos y abriendo nuevos mercados” la región tiene “un potencial enorme” en materia ganadera. Peña visitó el predio ferial de la Sociedad Rural de Chaco, donde mantuvo una reunión con productores ganaderos del NEA.

"Si los acompañamos con políticas medianamente inteligentes, abrimos los mercados que perdimos y vamos a poner tener más cabezas de ganado y poder reabrir los frigoríficos”, subrayó el funcionario.

Peña llegó a la provincia en horas del mediodía y mantuvo un almuerzo de trabajo con el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, en la residencia oficial. Después, en el hotel donde estuvo solo de paso, recibió a representantes locales de la coalición Cambiemos.

Acompañado por el gobernador Peppo, el jefe del Plan Belgrano, José Cano, y el titular del bloque de senadores nacionales de Cambiemos, Ángel Rozas, visitó la sede de la entidad rural.

Allí dijo que “no hay ninguna solución para la Argentina sino caminamos juntos” y que “debemos hermanarnos porque hoy nuestro país está partido por la pobreza, por la desigualdad, por la falta de oportunidades”.

El Gobierno nacional “tiene el objetivo de cambiar ese pasado que empezó a ser revertido”, agregó.

"Este es el compromiso del presidente de la Nación, Mauricio Macri, el mío como jefe de Gabinete y de todo el gobierno para que lo podamos hacer y que en 10 o 15 años lo podamos ver, que no sea raro que venga un funcionario nacional o que trabajemos en conjunto con el gobierno de la provincia”, remarcó.

Peña recordó que hubo “años que han sido difíciles en los que por ahí se han sentido en soledad, prepoteados o ninguneados y quiero decirles desde el corazón que con el trabajo que hacen son nuestro orgullo como país”.

Sobre la actividad ganadera dijo que en los últimos años se fue “perdiendo terreno, perdiendo uno de nuestros capitales más grandes, históricos, culturales: todo el mundo nos identifica con nuestra carne” y que hubo un “proceso autodestructivo para destruir eso”.

Por su parte, el gobernador Peppo manifestó su compromiso de “trabajar en la cadena productiva del sector, para avanzar en la solución de los problemas” que dijo “implica un trabajo conjunto con pequeños, medianos y grandes productores para llegar con políticas que signifiquen mejoras en la productividad e ingresos”.

Al respecto valoró “la calidad genética de la carne chaqueña que se realizó en los últimos años” y que “también esto fuera consecuencia de la posibilidad de que la cría se haga en nuestra provincia, que no se lleve ganado para engorde en otras zonas para que ese mayor valor productivo quede acá y reinvierta luego de distintas formas”.

En tanto que el titular de la unidad ejecutora del Plan Belgrano, José Cano, destacó que “no se puede definir políticas públicas sino se lo hace con la participación de todos los actores y si hay un sector que necesita políticas de mediano y largo plazo es el de la ganadería” para un plan que “el gobierno nacional quiere presentar en los próximos meses”.

“Nosotros tenemos el enorme desafío de recuperar el terreno que perdimos en el mundo”, planteó y sostuvo luego que el NOA y el NEA “están llamados a ser los grandes protagonistas en las próximas décadas de esa posibilidad de recuperarnos y ser el primer país exportador en el mundo”.

A su turno, el presidente de la Sociedad Rural del Chaco, Enrique Santos, destacó la presencia del jefe de Gabinete al señalar que "hace 25 años" que un representante del gobierno nacional no visitaba la sede de la entidad rural y que "pasaron 15 años para que un gobernador de la provincia estuviese en ese mismo predio ferial".