Paraguay. Jeffrey Sachs, profesor y director del Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia de Nueva York, es uno de los mayores expertos a nivel mundial en el área de desarrollo sostenible, tema en el que asesora directamente al secretario general de las Naciones Unidas, y uno de los economistas más influyentes de la actualidad.

Vino exclusivamente a participar del simposio organizado por Itaipú, donde brindó una conferencia sobre “Los Objetivos del Desarrollo Sostenible: una propuesta de crecimiento económico justo”.

Sachs ya había estado en Paraguay en 2013 para presentar el borrador del estudio titulado “Apalancando la Hidroenergía de Paraguay para el Desarrollo Económico Sostenible”, elaborado por un equipo de Columbia bajo su supervisión y el de su hija Lisa Sachs.

El informe final de ese estudio fue entregado al gobierno de Cartes en noviembre de ese año.

En el mismo, el equipo de Sachs calculó que, solamente en 2012, Paraguay dejó de percibir US$ 780 millones por su excedente energético en Itaipú cedido a Brasil, considerando su valor real, ya descontados todos los costos y los pagos recibidos en todo concepto.

En su momento, el profesor sugirió no esperar hasta 2023 (año en que se vence el Anexo C del Tratado) para plantear una renegociación y convocar a organismos internacionales como la ONU y el Fondo Monetario Internacional para hacer una conciliación de cuentas transparente de las cuatro décadas de historia de Itaipú.

Ayer, después de su disertación, se le preguntó si seguía manteniendo el mismo criterio.

Contestó que, si bien no tiene mucho conocimiento de la realidad política actual y la viabilidad de una negociación, “sí puedo decir que no creo que Paraguay haya obtenido un buen trato en Itaipú”.

“Este es un recurso binacional que se debe compartir en igualdad de condiciones (...) y no creo que los brasileños hayan pagado lo suficiente por este recurso valioso de energía confiable, limpia, durante todo el proceso”, señaló.

Contó que su posición no cayó bien en Brasil, pese a tener muchos amigos en ese país (fue su negociador en la época del plan Brady), pero que él sostiene que se valió de su condición de grande y poderoso en detrimento del más débil Paraguay.

“Creo que Paraguay puede y debería tener una mejor negociación ¿Cómo hacerlo? ustedes tienen que verlo, yo solamente les puedo decir que el principio de un acuerdo binancional es compartir en igualdad de condiciones”, subrayó.

Recordó un chiste de la ex Checoslovaquia, de donde es oriunda su esposa, a propósito de la relación desigual en la entonces Unión Soviética. Un checo y un ruso se sientan a almorzar y este último le dice que van a compartir el pan “de manera fraternal”. “¡Nooo -retruca el checo- 50 y 50!”

“Asegúrense de tener el 50%, porque el río es 50% de Paraguay, el recurso es 50% de ustedes”, dijo.

Cuando lo presentó, el director paraguayo de Itaipú, James Spalding, deslizó la posibilidad de que Sachs asesore a Paraguay durante la negociación prevista en 2023. El profesor se mostró interesado.