-El negocio internacional de UPS tuvo una utilidad operacional de US$576 millones en el tercer trimestre, un  crecimiento de 14% respecto del tercer trimestre de 2015, y el número de paquetes enviados aumentó 7,5%. ¿Qué parte de eso es crecimiento orgánico del mercado, de la industria, y qué parte se debe a la acción de UPS?

-Este trimestre tuvimos los mejores resultados en mucho, mucho tiempo, y creo que superamos en crecimiento a la competencia. Nuestro negocio internacional, que se ha estado expandiendo a tasas de dos dígitos en los últimos siete años, mostró un crecimiento especialmente alto, y en todos los mercados, incluyendo las Américas (Canadá, EE.UU. y América Latina). Movemos el 2% del PIB mundial y seguiremos invirtiendo en capacidad y tecnología.

-¿No le preocupan los vientos contra el libre comercio que soplan en Estados Unidos? Una de las pocas cosas en que se parecen las campañas de Clinton y Trump es que están contra el TPP.

-No es sólo en Estados Unidos. Además de la campaña presidencial también es Brexit y el triunfo de candidatos proteccionistas en varios países. Pero es un error. Nosotros llevamos 40 años viendo cómo aumenta el comercio, se derriban barreras y en definitiva se benefician los consumidores de todo el mundo. Nafta, sin ir más lejos. Hemos visto como ha mejorado el empleo y las condiciones de vida en todos los países socios, especialmente en México. Bien manejado, Nafta debiera convertir a México en una potencia económica. Y lo que hay que hacer con los trabajadores que quedaron descolocados con el libre comercio y la globalización es ayudarlos a reformular sus destrezas y aprender otras nuevas, más adecuadas para un mundo globalizado.

-Tras 22 años de Nafta, México es ya casi parte de Estados Unidos y el comercio se ha multiplicado. Es lógico suponer que el negocio de UPS y las otras multinacionales de distribución haya crecido mucho. Pero ¿qué le pasa a UPS en el resto de América Latina?

-Las economías, la situación geopolítica y las fronteras son bastante volátiles en América Latina, de manera que hemos sido lentos y muy cuidadosos para invertir. Cerca del 10% de nuestros ingresos provienen de América. México se lleva la mayor parte de nuestra inversión y después vienen Brasil y Colombia. Para nosotros, América Latina ha sido la última región, lo cual significa que es la próxima. La que viene.

[[wysiwyg_imageupload:7410:]]

-¿En qué están invirtiendo en al región? ¿En capacidad de transporte y almacenamiento?

-En atención de salud. UPS ha identificado tres áreas de desarrollo para su negocio en la industria de la salud y vamos a invertir en esas áreas en México y en Colombia con seguridad, y quizá también en Chile y Argentina. Vamos a conectar a la región con nuestra red global de atención de salud..

-¿Tres áreas de desarrollo en salud? ¿Cuáles son?

-La primera tiene que ver con ciertos productos y servicios que necesitan una cadena de abastecimiento especializada para mover, en condiciones ambientales muy delicadas, muestras de tejidos humanos, algunas drogas y exámenes clínicos. La segunda se refiere a las instalaciones de almacenaje y logística de drogas químicas y biológicas. Y la tercera es el envío directo de medicamentos a los pacientes. Todas estas áreas son altamente reguladas y los estándares no siempre son los mismos de un país a otro.

-En las últimas semanas Amazon ha empezado a desplegar equipos de logística y distribución propios, lo cual ha hecho correr la versión de que el principal cliente de UPS se va a convertir en su competidor. ¿Cuán viable es esto? ¿Lo están tomando en serio?

-No hay industria en el mundo que no se haya tenido que enfrentar a fuerzas de disrupción provenientes de la modernización tecnológica y tenemos que estar siempre atentos y preparados. Pero me parece que lo que Jeff (Bezos) quiere no es competir con nosotros. Debemos reconocer que hay lugares en el mundo donde Amazon necesita una capacidad que nosotros no tenemos. Es allí donde desplegará sus operación de distribución y entrega. Amazon es un gran socio nuestro y la idea es complementarnos más que competir.