Nueva York. La empresa de productos farmacéuticos y para la higiene personal Johnson & Johnson anunció este martes que durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal de 2013 ganó US$3.497 millones, 10,6% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La compañía, con sede en New Brunswick (Nueva Jersey), se anotó una ganancia neta de US$1,22 por acción, 19 centavos menos que en el mismo periodo de 2012, cuando obtuvo un beneficio de US$3.910 millones.

La compañía atribuyó este descenso de los ingresos a los impuestos extraordinarios de aproximadamente US$600 millones, relacionados principalmente con los gastos de litigios, así como los costes de integración y transacción relacionados con la adquisición de Synthes, la compañía tecnológica médica suiza que adquirió en abril de 2012.

Sin esos cargos extraordinarios, la compañía habría logrado un beneficio por acción de US$1,44.

En el primer trimestre del año, esta firma, una de las treinta que compone el índice Dow Jones de Industriales -la principal referencia de Wall Street-, facturó US$17.505 millones, un 8,5% más que en 2012.

Los analistas de Wall Street preveían unos ingresos de 17.420 millones y un beneficio por acción de US$1,40.

Las ventas nacionales crecieron el 11,2%, la facturación internacional el 6,3% y las operaciones de la compañía crecieron el 8,7%. En este aumento de las ventas influyeron algunos nuevos medicamentos contra el cáncer y la hepatitis C.

La compañía informó que su pronóstico de ganancias para todo el 2013 es de entre US$5,35 y US$5,45 por acción.

"Hemos entregado sólidos resultados del primer trimestre liderados por el éxito de muchos de nuestros productos farmacéuticos recién lanzados y la adición de Synthes para nuestro negocio de ortopedia", dijo el presidente y consejero delegado de la compañía, Alex Gorsky, en un comunicado.

Minutos después de la apertura de la Bolsa de Nueva York y tras conocerse los resultados, las acciones de Johnson & Johnson crecieron un 1% hasta situarse en los US$82,53 por acción.