-¿Qué los impulsó a participar del mercado aéreo?

-Básicamente, el importante crecimiento que está viviendo este rubro en Chile, como en gran parte de Latinoamérica. A modo de ejemplo, las cifras de este primer semestre de la Junta de Aeronáutica Civil (JAC) consignaron que hubo un importante incremento en los vuelos internacionales, con un crecimiento récord desde 2012: 17,1%. En tanto, la industria a nivel latinoamericano, durante el año pasado, estuvo en torno a los 200.000.000 de viajes, a una tarifa promedio de US$160 y se espera que crezca a 400.000.000 de viajes en los próximos diez años. Es debido a esta razón que creemos firmemente que hay espacio para la competencia.

-¿Cuáles son sus principales desafíos comerciales en el mediano plazo?

-Nuestro anhelo y objetivo está puesto en convertirnos en un actor de mediana escala en destinos internacionales y ser una opción muy competitiva a nivel nacional. En ese sentido, hemos implementado eficiencias, pero manteniendo como base el servicio de comida a bordo y la posibilidad de llevar un equipaje de mano de 8 kilos al interior del avión y una segunda maleta de 25 kilos en la bodega.

-¿Cómo buscan diferenciarse de la competencia?

-Queremos traer de vuelta la atención que entregaban las aerolíneas de antaño, que destacaron por su servicio a bordo, donde la atención era muy personalizada y cercana, pero con las eficiencias del mercado actual que se traduce en una tarifa muy conveniente.

-¿Por qué operan más destinos fuera que dentro de Chile?

-LAW empezó con destinos internacionales, ya que su primer foco fueron lugares recreacionales y es por este motivo que el punto de partida fue Punta Cana. Luego se han buscado destinos de alto tránsito y donde los pasajeros viajan por múltiples propósitos, como es el caso de Lima. Sin embargo y como somos una aerolínea con base en Chile, quisimos ofrecer nuestros servicios también en el mercado interno, eligiendo a Concepción como primera ruta y luego Puerto Montt, ambos destinos con alto tránsito hacia Santiago y con vuelos que permiten volar en la mañana y regresar en la tarde.

-En el mercado chileno, ¿tienen previstas nuevas rutas?

-Por lo pronto estamos muy contentos con la afluencia de pasajeros de Concepción y Puerto Montt. Esperamos tener novedades en el corto plazo, tanto hacia el norte como al sur de Chile

-¿Cuáles son las próximas aperturas en el mercado internacional?

-Mendoza se inaugura el 23 de junio, casi coincidiendo con las vacaciones de invierno y se suma a otros destinos interesantes para esa época, como son Punta Cana e Isla Margarita.

-¿A cuánto ascienden las inversiones que proyectan en los próximos años y cuántos aviones buscan tener?

-En cuanto a inversiones estamos negociando la adquisición de 14 aeronaves de fuselaje angosto, transadas en US$40 millones aproximadamente, y tres de fuselaje ancho, transadas en US$30 millones aproximadamente. Al mismo tiempo, haremos inversiones en el hangar de mantenimiento por US$4 millones, más herramientas y repuestos por una suma cercana a los US$ 5 millones.

-El mercado de aerolíneas de bajo costo se está fortaleciendo en Latinoamérica en los últimos años, ¿piensan que es un modelo que llegó para quedarse?

-No somos una aerolínea low cost, pero creemos, y según las cifras antes mencionadas, que el mercado aeronáutico tiene la necesidad de una mayor competencia y donde el mayor beneficiado con la variada oferta sea el pasajero.