Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, manifestó su confianza en que el país recupere la conectividad aérea con la región, afectada por el cierre de la aerolínea de bandera nacional Pluna.

"La conectividad va a estar asegurada", dijo Mujica en declaraciones que este martes publica el diario "La República".

El gobierno actualmente estudia "un par de propuestas" de empresas para hacerse cargo de las frecuencias de la aerolínea que dejó de volar en julio pero en esta semana pueden aparecer otras, agregó.

"El país va a tener alas", graficó el mandatario.

"La voluntad política está" por lo que "se logrará encontrar una solución que ponga el interés del país por encima", destacó.

La semana pasada se subastó un lote de siete aeronaves Bombardier CRJ 900, con capacidad para 90 personas, que pertenecían a Pluna y que fueron adquiridos en US$137 millones por la firma española Cosmo.

"No es cuestión de sacarse los aviones de encima, es mucho más profundo que eso, es cuestión de mantener la conectividad", resumió Mujica.

Pluna dejó de volar sorpresivamente el 5 de julio debido a su comprometida situación financiera, afectando a unos 70.000 pasajeros con billetes comprados para los próximos meses.

El gobierno tenía un 25% de las acciones de la aerolínea y el 75% restante era del consorcio argentino Leadgate, que en junio acordó su retiro del negocio.

Entre julio de 2011 y febrero de 2012, la compañía reportó pérdidas por US$11,8 millones.

Pluna, fundada en 1936, contaba con 900 trabajadores y vuelos regulares a varios destinos de Argentina, Brasil, Chile y Paraguay.