Zurich. J.P. Morgan planea una gran expansión en Suiza, especialmente en la banca privada de Ginebra, sumando más de 400 empleos en total, dijo en declaraciones publicadas el miércoles el co-director del banco estadounidense en el país europeo.

Martin Schuetz señaló en una entrevista al periódico TagesAnzeiger que el banco tiene previsto aumentar el equipo de banca privada en Ginebra a más 1.000 personas para fines del 2012 desde los 650 actuales y duplicar su personal en Zúrich a 120 para el año próximo.

"Suiza continúa siendo un sitio altamente atractivo para J.P. Morgan", dijo Schuetz. "Nuestros clientes realmente valoran las ventajas de una moneda sólida, inflación mínima, un banco central prudente y alta calidad de servicio".

Sin embargo, señaló que el reciente debilitamiento del preciado secreto bancario de Suiza después de las enérgicas medidas globales significaría menores márgenes y más competitividad en la industria.

"Los bancos privados y los gerentes de riqueza con sede en Suiza deben ajustar sus procesos de asesoramiento y servicio al cliente y recortar costos significativamente", dijo.

J.P. Morgan utilizará más intensamente la poderosa plataforma que ha construido en Ginebra para administrar el dinero de los acaudalados extranjeros para brindar servicios a los mercados como Singapur y Hong Kong, manifestó.

La expansión está también destinada a ayudar al banco a otorgar servicios a las grandes empresas internacionales con sede en Suiza, debido a los bajos impuestos y condiciones estables, dijo Schuetz.