Hong Kong. J.P. Morgan Chase & Co. y Morgan Stanley obtuvieron la aprobación para operar en China, lo que las convierte en las primeras empresas estadounidenses que logran este acceso en seis años.

A través de la creación de sociedades, los dos bancos de Wall Street podrán emitir acciones y bonos en China. Al igual que otros bancos internacionales de inversión, las dos firmas en la actualidad pueden suscribir acuerdos para empresas chinas en Hong Kong, Nueva York y otros mercados.

El anterior: Goldman Sachs. Las aprobaciones, anunciadas por el regulador de valores de China, son las primeras que obtienen un banco estadounidense en China desde que Goldman Sachs Group recibiera el visto bueno para establecer una empresa china a fines de 2004. Desde entonces, varios bancos europeos han formado sociedades, incluidos UBS AG, Deutsche Bank AG y Credit Suisse Group.

El gobierno de China restringe fuertemente la capacidad de las empresas extranjeras para operar en sus mercados de capital.

La actual normativa sólo les permite hacer negocios a través de empresas conjuntas en las que pueden tener una participación máxima del 33%. Pese a haber recibido la aprobación para emitir valores, J.P. Morgan y Morgan Stanley no podrán realizar ventas ni negociaciones en China continental.