Buenos Aires. La justicia argentina ordenó este jueves la suspensión de la venta de acciones de la petrolera YPF, controlada por la española Repsol-YPF, ante el pedido de ex trabajadores de la empresa que reclaman ser reconocidos como accionistas.

La medida cautelar, que tiene efecto internacional, pone en dudas la venta de hasta un 15% de YPF que planea Repsol-YPF.

"La medida consiste en suspender judicialmente el proceso de venta hasta tanto se resuelva el fondo de la cuestión, que es la participación operaria (en YPF) a través de las acciones tipo C", explicó a Reuters el juez federal de la provincia de Córdoba, Oscar Armando Valentinuzzi.

El juez añadió que la orden, que puede ser apelada, será comunicada a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC).

Los ex operarios de YPF -que suman alrededor de 25.000- reclaman cerca de US$3.000 millones por la venta de acciones Clase C que el Estado argentino e YPF autorizaron en 1997 sin la aprobación de los titulares, dijeron los demandantes a través de un comunicado.

YPF no respondió de forma inmediata a la consulta de Reuters.

Las acciones de YPF en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires cerraron con baja del 1,24% a 199,5 pesos.