Reuters. Un juez estadounidense de Filadelfia dictaminó que los choferes de un servicio de Uber Technologies Inc son contratistas independientes y no empleados de la compañía de acuerdo a las leyes federales, el primer fallo de este tipo en un tema crucial para la compañía de servicios de transporte.

El juez de distrito Michael Baylson dijo este miércoles que Uber no ejerce control suficiente sobre los conductores de su servicio UberBLACK como para ser considerados sus empleados bajo los estándares laborales federales.

Los conductores trabajan cuando ellos quieren y son libres de tomar una siesta, atender asuntos personales, o fumar entre viaje y viaje, indicó Baylson.

La clasificación legal de los trabajadores ha sido un asunto importante para las compañías de la llamada "gig economy", que dependen de contratistas independientes.

Uber en particular ha sido objeto de decenas de demandas sosteniendo que sus conductores son empleados y tienen derecho a un salario mínimo, el pago de horas extra, y otras protecciones legales no brindadas a los contratistas.

Una portavoz de Uber dijo que la compañía estaba complacida con el fallo.