Nueva York. Un juez de Estados Unidos solicitó a los abogados de Chevron Corp en una larga disputa por contaminación de la selva amazónica de Ecuador que estudien más la ley del país, antes de que él decida si puede imponerse alguna sentencia contra la compañía petrolera.

En la audiencias, en el tribunal del distrito de Nueva York, el juez Lewis Kaplan no convirtió su restricción temporal del 8 de febrero, que paraliza el cumplimiento de cualquier indemnización por daños contra Chevron, en una medida cautelar.

La medida temporal de Kaplan vence el 8 de marzo.

El asunto es parte de la ardua batalla legal que ya lleva 18 años, y en la que los residentes de la selva tropical han pedido hasta US$27.000 millones por daños tras acusar a la segunda mayor compañía petrolera estadounidense de verter crudo en sus tierras en las décadas de 1970 y 1980 causando muerte y enfermedad.

El litigio, considerado un caso que sienta precedente, es ampliamente observado por las compañías petroleras recelosas de los reclamos de indemnizaciones.

Chevron sostiene que los cargos son falsos y como parte de su contraataque presentó una demanda por extorsión en Nueva York el 1 de febrero contra algunos ecuatorianos, sus partidarios del Fondo de Defensa de la Amazonia, y su principal abogado estadounidense, Steven Donziger.

El abogado de la compañía petrolera, Randy Mastro, dijo en la corte que los demandantes querían "causar estragos" a Chevron, lo que incluía "secuestrar barcos, navíos, buques tanques e interrumpiendo el circuito de distribución alrededor del mundo".

El letrado manifestó que la petrolera se enfrentaba a una "pesadilla" de "daños irreparables".

Pero un abogado de los demandantes ecuatorianos, Steven Hyman, preguntó: "Cómo los demandantes ecuatorianos que viven en la selva (...) van a apoderarse de una compañía de US$164.000 millones?".

Chevron, que había anticipado una sentencia a favor de los agricultores ecuatorianos, solicitó a Kaplan que interviniera.

El 14 de febrero, un tribunal de Ecuador anunció una indemnización de US$8.600 millones, pero los agricultores apelaron, reclamando que necesitaban más dinero para los trabajos de limpieza.

Kaplan dijo a las partes involucradas que suministrasen declaraciones de expertos antes del 24 de febrero sobre temas de la legislación ecuatoriana y los procesos de apelación.

La cuestión que rodea al cumplimiento del fallo es que Chevron no posee activos en Ecuador y teme que los demandantes puedan intentar cobrar la sentencia en otros países.

"Chevron no es ni huérfano ni viudo que no pueda cuidar su negocio", dijo John Keker, que representa a Donziger, en la audiencia de este viernes en el tribunal federal de Manhattan.

"Si hay alguna evidencia (...) de que alguien buscará que se haga cumplir esta sentencia en los próximos 6 meses, la respuesta es no", dijo Keker al juez.

Kaplan interrumpió, señalando: "Chevron dijo que el cielo podría caerse mañana (...) ustedes dicen que no, que el cielo no podría comenzar a caerse durante seis meses".

Los ecuatorianos comentaron el litigio en 1993 contra Texaco, que fue adquirida por Chevron en el 2001. Han acusado a la compañía de verter residuos provenientes de la perforación de petróleo en fosas sin revestimiento, contaminando la selva y causando enfermedades y muertes.

Chevron dijo que limpió adecuadamente los depósitos de residuos de los cuales era responsable antes de entregar los sitios a la estatal ecuatoriana Petroecuador, que aún opera en el área.

La compañía ha censurado al abogado Donziger por sus comentarios sobre la corrupción en el sistema judicial ecuatoriano y sus supuestos esfuerzos por intimidar a los funcionarios.

Las declaraciones salieron a la luz en un documental lanzado públicamente llamado "Crude" y en las escenas descartadas, que fueron citadas en el litigio.

En las operaciones de la tarde en la Bolsa de Valores de Nueva York, las acciones de Chevron subieron un 1,59% y cerraron a US$98,72.