Ciudad de México. Un juez civil rechazó la solicitud de concurso mercantil --reestructuración de deuda-- presentada por la empresa Vitro SAB, informó este domingo una fuente oficial.

En un comunicado, el Consejo de la Judicatura informó de que el juez cuarto de Distrito en materias civil y de trabajo en el norteño estado de Nuevo León, donde está la sede de Vitro, declaró improcedente la solicitud de la firma mexicana, principal fabricante de productos de vidrio de uso industrial, de construcción y doméstico de México.

La mayoría de los firmantes del convenio para reestructurar la deuda son subsidiarias de Vitro, por lo que jurídicamente no es posible decretar el concurso mercantil.

Sin carácter de acreedores. Explicó que el fallo obedece a que la mayoría de los participantes en el convenio de reestructuración de la deuda "no tiene el carácter de acreedores" exigido por la ley de concurso mercantil.

Agregó que la mayoría de los firmantes del convenio para reestructurar la deuda son subsidiarias de Vitro, por lo que jurídicamente no es posible decretar el concurso mercantil cuando se incorporan "créditos intercompañías" y que representan "la mayoría de los supuestos adeudos".

El juez estableció que con su fallo "se dejaron a salvo los derechos de los acreedores que representan aproximadamente el 15,8% del total de los adeudos de la comerciante [Vitro] para que lo hagan valer en la vía y forma que corresponda".

Al cierre del tercer trimestre de 2010, la deuda neta de Vitro ascendía a US$1.499 millones.

La compañía, fundada en 1909, cuenta con instalaciones y centros de distribución en 10 países de América y Europa y exporta a 50 naciones.