Lago Agrio, Ecuador. La petrolera pública Petroecuador también causó daño ambiental en la zona de la amazonía ecuatoriana donde operaba la estadounidense Chevron hace décadas, por lo que podría igualmente ser sancionada, dijo el martes el juez que tramita el millonario juicio contra la firma extranjera.

El presidente de la Corte Provincial de Sucumbíos, Nicolás Zambrano, ordenó la víspera a Chevron que debía cancelar unos 8.646 millones de dólares para remediar zonas contaminadas con desechos tóxicos dentro de un juicio que impulsan desde 1993 comunidades indígenas del país andino.

Pero, en la contaminación de las áreas operadas por la firma Texaco, comprada por Chevron en el 2001, también tendría responsabilidad la pública Petroecuador, que operó algunos bloques con la estadounidense.

"Ahora se ha dejado de lado el daño ocasionado por Petroecuador y la parte quien se crea perjudicado podrá interponer las acciones que correspondan, pero este fallo es exclusivo para juzgar a Texaco", dijo Zambrano en una entrevista con Reuters.

"Aunque Chevron ha demostrado que Petroecuador es responsable de la existencia de daños al ambiente, en este tipo de juicios no se admiten tercerías".

"Aunque Chevron ha demostrado que Petroecuador es responsable de la existencia de daños al ambiente, en este tipo de juicios no se admiten tercerías", agregó el juez en su despacho en la ciudad amazónica de Lago Agrio.

Plan de remediación de Chevron. Chevron aplicó un plan de remediación de las áreas que fue aprobado en 1995 por Petroecuador, que actuaba como contraparte en el contrato, con lo cual la estadounidense argumenta que fue exonerada de realizar nuevas remediaciones.

En ese plan Chevron invirtió unos 40 millones de dólares.

La demanda de los indígenas se planteó únicamente en contra de Texaco-Chevron en una corte de Nueva York hace más de 17 años por arrojar desechos tóxicos durante su operación en el país entre las décadas de 1970 y 1980, lo que habría provocado además de contaminación ambiental, enfermedades mortales.

Casi una década más tarde, el juicio pasó a la corte local por una cuantía de 27.000 millones de dólares, valor que incluía una reparación de las zonas contaminadas y compensación por los efectos en la salud y territorios de los indígenas.

"Existen sitios que han sido operados por Texaco exclusivamente y otros que han sido operados por Petroecuador. Pero, esta sentencia se refiere exclusivamente a los operados por Texaco", explicó Zambrano, quien dice estar tranquilo tras el fallo, que podría marcar un precedente para litigios entre petroleras y comunidades.

¿Demanda contra Petroecuador? Chevron han señalado que la petrolera pública ecuatoriana tendría corresponsabilidad en las acusaciones por daño ambiental. Mientras que los demandantes han adelantado que podrían demandarla.

Zambrano dijo además que las acciones que adopten tribunales internacionales "le tienen sin cuidado", aunque admitió desconocer la orden que dio un tribunal internacional a Ecuador para que busque medidas que suspendan una sentencia en el millonario juicio ambiental.

"Me tiene sin cuidado porque yo me pronunciado sobre lo que yo he conocido y yo de ninguna manera aceptaría presión de ninguna índole. Somos independientes", agregó el funcionario, que tuvo que leer más de 200.000 hojas que formaban parte del juicio.

Las partes del litigio pueden pedir ampliación de la sentencia o apelar en los tres días posteriores a la emisión del fallo. El pedido irá a la Corte Provincial en pleno.