Buenos Aires. La petrolera argentina YPF, filial local de la española Repsol, dijo este martes que un juez federal autorizó la libre disponibilidad para venta, cesión o transferencia de sus acciones, que se encontraban trabadas por un pedido de trabajadores.

La justicia argentina había ordenado en febrero de este año la suspensión de la venta de títulos de YPF, como lo había anunciado Repsol-YPF, ante la petición de ex trabajadores de la empresa que reclaman ser reconocidos como accionistas.

Los ex operarios de YPF -alrededor de 25.000- reclaman cerca de US$3.000 millones por la venta de acciones Clase C que, dicen, el Estado argentino e YPF autorizaron en 1997 sin la aprobación de los titulares.

El juez aclaró en su resolución que Repsol-YPF debe conservar directa o indirectamente la titularidad del 10% de las acciones de YPF SA hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo, dijo en un comunicado la empresa argentina.

La semana pasada, el presidente de la petrolera española, Antonio Brufau, dijo que esperaba reanudar en los próximos dos o tres meses la suspendida venta de su filial argentina.

Repsol-YPF posee actualmente el 79,84% de YPF, mientras que el grupo Petersen, del empresario argentino Enrique Eskenazi, tiene un 15,46%.

El grupo Petersen tiene una opción para alcanzar hasta un 25% de las acciones de YPF hasta marzo del 2012.