Río de Janeiro. La Justicia brasileña decretó este martes el embargo de 25 millones de acciones de la multinacional cárnica JBS, tras un pedido de la defensa de los dueños de la compañía, que pidieron cambiar una fianza por el embargo de las acciones, informaron fuentes judiciales.

La Justicia del estado de Sao Paulo (sureste) decretó el embargo, algo que había solicitado la defensa de Joesley y Wesley Batista, los hermanos que el año pasado sacudieron la política brasileña al denunciar pagar sobornos a más de 1.800 políticos de 28 partidos distintos, entre ellos el presidente Michel Temer, al que incluso grabaron en una conversación privada.

Las acciones de JBS finalizaron la sesión de este martes cotizadas en los 9,42 reales (2,94 dólares), con lo que el embargo equivale a un valor de 235,5 reales (US$73,5 millones).

La Fiscalía brasileña había mostrado su oposición al cambio de la fianza por el embargo de acciones agurmentando que el valor de los papeles "oscilan y las perspectivas de la empresa no son favorables, porque vendió activos recientemente para disminuir su endeudamiento" .

Los hermanos Batista fueron detenidos el año pasado acusados de varios delitos, entre ellos corrupción y uso de información privilegiada para beneficiarse de las operaciones bursátiles de su compañía en la bolsa de Sao Paulo, coincidiendo con la delación ante la Justicia que hicieron en la que denunciaron todo tipo de corruptelas.

Durante el proceso, los dos tuvieron bienes embargados por valor de 238 millones de reales (US$74,1 millones).

Wesley Batista salió de la cárcel el mes pasado para cumplir prisión domiciliaria, mientras que Joesley Batista sigue preso por otro caso en contra suya, por obstrucción a la Justicia.