Madrid. El embargo preventivo de los bienes de Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la CEOE y su socio, Gonazlo Pascual, decretó el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, para tratar de cubrir el déficit patrimonial de 417,3 millones de euros que acumula Viajes Marsans, ya que pueden resultar culpables del concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en que se encuentra el grupo turístico desde este verano, según publica el diario El País.

La juez Ana María Gallego también odenó el embargo de la empresa especializada en quiebras a la que Ferrán traspasó el negocio, Posibilitumm Business (de Ángel de Cabo). Esto se debe, según dijo, a que "su conducta ha supuesto un agravamiento de la insolvencia".

En otras palabras, los nuevos dueños de Marsans -Posibilitum- habrían perjudicado los activos, con decisiones como la venta de la filial del grupo en Brasil.

La indemnización que podría cobrar si gana el pelito que tiene con el gobierno argentino por la expropiación de Aerolíneas Argentinas también se embarga.

Díaz Ferrán fue hasta el mes pasado el titular de la empresa española.