Pasar al contenido principal
Justicia española investiga al CEO de Iberdrola por caso de espionaje y las acciones de la eléctrica caen
Miércoles, Junio 23, 2021 - 13:49

Ignacio Sánchez Galán y otros tres directivos de Iberdrola serán investigados por presuntos delitos de cohecho, violación de la intimidad y fraude en documentos mercantiles. La noticia le produjo a la líder mundial en energía eólica una caída del 3,56% en la Bolsa.

La Audiencia Nacional española ha puesto este miércoles bajo investigación al consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en el marco de las pesquisas de un supuesto caso de espionaje que se remonta a hace más de 15 años, según un documento judicial.

El juzgado investigará las conexiones de Galán con la contratación del exjefe de policía José Manuel Villarejo, que dirigía una empresa de servicios de inteligencia y que salió de la cárcel en marzo después de tres años de prisión preventiva en una causa distinta por presunto blanqueo de capitales y soborno a funcionarios públicos.

Galán y otros tres directivos de Iberdrola serán investigados por presuntos delitos de cohecho, violación de la intimidad y fraude en documentos mercantiles.

Iberdrola dijo el miércoles que Galán y los tres ejecutivos no cometido ningún delito y que la empresa y sus ejecutivos estaban abiertos a cooperar con las autoridades judiciales. 

En España, el hecho de ser investigado no implica necesariamente una acusación. No se pueden presentar acusaciones formales hasta que se haya completado la primera fase de una investigación.

El Alto Tribunal investigará si Iberdrola contrató a Villarejo para espiar al presidente del club de fútbol Real Madrid, Florentino Pérez, cuando la constructora de Pérez, ACS, luchaba por conseguir un puesto en el consejo de administración de Iberdrola en 2009.

También investigará si Iberdrola contrató a Villarejo para rechazar la oposición local a una central eléctrica en el sur de España, y para obtener información sobre Manuel Pizarro, expresidente de la eléctrica Endesa.

ACS y Endesa no están disponibles inmediatamente para hacer comentarios.

Iberdrola, la segunda empresa más grande de España por capitalización bursátil y líder mundial en energía eólica, ha dicho anteriormente que contrató a la empresa de seguridad de Villarejo, Cenyt, de 2004 a 2009 y de 2012 a 2017, realizando pagos detallados en 17 facturas .

En mayo, dijo que tres investigaciones internas sobre el asunto no han encontrado pruebas de violaciones de sus códigos de conducta internos, pero que el caso había ocurrido "significativo desgaste reputacional".

El "proxy advisor" o asesor de voto International Shareholders Services (ISS) advirtió a los accionistas, antes de la reunión anual de la semana pasada, que la investigación era motivo de preocupación en lo relativo a la reputación de la empresa, pero recomendó votar un favor de su gestión.

Sin embargo, advirtió que el resultado de las investigaciones judiciales podría justificar la oposición a la directiva en el futuro. Otras destacadas empresas españolas, como la entidad crediticia BBVA y la energética Repsol, se han visto implicadas en la investigación en torno a Villarejo.

Investigación hace caer las acciones de Iberdrola. Las acciones de Iberdrola han registrado una caída del 3,56% este miércoles en Bolsa, tras conocerse la decisión de la Audiencia Nacional de imputar al presidente de la eléctrica, Ignacio Sánchez Galán, por los contratos con el excomisario José Manuel Villarejo.

Los títulos de la energética retrocedieron hasta los 10,425 euros, su nivel más bajo desde el pasado mes de marzo, tras ser el segundo valor más castigado en la sesión bursátil del Ibex 35, tan solo por detrás de Solaria (-4,4%).

Esta caída en la cotización de la eléctrica se produjo en una jornada bajista dentro del selectivo español (-1,1%) y especialmente de castigo para el sector energético. Así, junto a Solaria e Iberdrola, también cayeron en el lado negativo Endesa (-1,6%), Red Eléctrica (-1,39%) o Naturgy (-0,6%).

Países

Autores

Reuters