México D.F. Una corte estadounidense ordenó al gigante minero Grupo México devolver a su subsidiaria peruana Southern Copper Corp US$1.263 millones, porque dijo que pagó en exceso por otra empresa de la firma mexicana en el 2004.

Grupo México propuso en el 2004 a Southern Perú Copper Corp, como era conocida entonces, comprar a otra empresa del grupo, Minera México. La compra se completó en el 2005 por US$3.750 millones pagados con acciones de Southern Copper.

Pero, los accionistas de Southern reclamaron y un juez de Delaware resolvió que el pago por Minera México fue demasiado alto. La corte determinó que la operación valía US$2.430 millones y ordenó a Grupo México regresar el sobrepago.

El juez Leo Strine dijo que Grupo México debería pagar regresando el monto necesario de acciones de Southern Copper SPC.LM que recibió por Minera México.

Un portavoz de Grupo México dijo que el fallo no afectaría sus planes de fusionar a Southern Copper con su unidad minera estadounidense Asarco.

Grupo México apelará la decisión de la corte.

Grupo México "está en total desacuerdo con la resolución de la corte ya que impone reglas para este tipo de operaciones que harían imposible su realización y considera que dicha resolución no se apega a la ley de Delaware, ni a la evidencia presentada durante el juicio y apelará la misma ante la Suprema Corte del estado de Delaware", dijo en un comunicado.

Un portavoz de Grupo México dijo que el fallo no afectaría sus planes de fusionar a Southern Copper con su unidad minera estadounidense Asarco.

Southern Copper es subsidiaria de Grupo México en más del 80%.

Strine ordenó a las partes presentar un plan en los próximos 15 días para la implementación de la devolución.