Tokio. JX Nippon Mining and Metals Corp y Mitsui & Co dijeron este miércoles que prevén que el costo del desarrollo de un proyecto de cobre en Chile trepará un 50% frente a su estimación original, a US$3.000 millones debido al valor elevado del peso chileno y a unos costos de construcción más altos.

Un crecimiento acelerado de los costos de construcción en todo el mundo últimamente, tanto del trabajo como de los materiales industriales, podría elevar los precios del cobre en el futuro.

JX y Mitsui dijeron que en 2013 iniciarían la producción en el proyecto Caserones en Chile, como habían planeado originalmente, y que el alza de los precios del cobre ayudaría a que la mina sea rentable.

El proyecto de 180.000 toneladas por año, 75% en manos de JX y 25% de Mitsui, marca la primera vez que JX gestiona el desarrollo y la operación de instalaciones.

Las empresas buscan alcanzar la producción plena en 2014, con un volumen de cobre refinado planeado de 30.000 toneladas por año y de concentrado de cobre de 150.000 toneladas.

La fortaleza del peso chileno y los costos de construcción elevados impulsarán cada uno el presupuesto del proyecto en alrededor de US$400 millones mientras que los cambios en el diseño lo incrementarán por US$200 millones, dijo Pan Pacific, una unidad de JX Nippon Mining.

Junto con Caserones, varias minas nuevas, como el proyecto Las Bambas de Xstrata en Perú y el proyecto Salobo de Vale en Brasil, entrarían en producción a partir de 2014.