Moscú.- Kalashnikov, una compañía más conocida por sus ametralladoras AK-47 que por sus productos no militares, presentó su nuevo automóvil eléctrico. El prototipo de color azul, nombrado CV-1, fue presentado por el fabricante de armas ruso en una exposición de defensa en las afueras de Moscú.

La corporación Kalashnikov dijo a la prensa rusa que la tecnología dentro de su "superautomóvil eléctrico" rivalizará con la del Tesla de Elon Musk. "Esta tecnología nos permitirá estar en línea con los fabricantes de automóviles eléctricos del mundo, como Tesla, y competir con ellos", dijo un portavoz de la empresa a Sputnik. Según la compañía, el vehículo puede viajar 350 kilómetros con una sola carga.

El aspecto retro del automóvil se inspiró en un modelo de auto soviético desarrollado en la década de 1970, el " Izh 2125 ", dijo la corporación Kalashnikov en un comunicado en su sitio web. El color azul claro de la CV-1, la parrilla grande, las manijas de las puertas retro y el marco cuadrado han generado diversas críticas entre rusos. En las redes sociales, algunos describieron el automóvil como "ciberpunk" mientras que otros lo llamaron "Izh-zombie". "Sus tanques son geniales, pero sería mejor si se mantuvieran alejados de los automóviles", escribió un usuario en la página oficial de Facebook de la compañía.

La compañía también enfrentó críticas en línea después de que publicara imágenes de un nuevo robot de combate bípedo que todavía está en etapa de producción. Algunos compararon el robot armado de color dorado con los utilizados en la franquicia de películas de Star Wars.

Kalashnikov ha estado tratando de expandir durante años su marca, ramificándose en mercadería civil incluyendo líneas de ropa, paraguas y fundas para teléfonos móviles.