Buenos Aires. La firma Kenzo se sumó a las marcas de lujo que decidieron dejar la Argentina por las trabas a las importaciones que establece el gobierno nacional.

La marca, propiedad del grupo francés Louis Vuitton Moett Hennessy (LVMH), dispuso el cese de sus operaciones en el país sudamericano, donde tenía un local en el exclusivo Patio Bullrich, un centro comercial del barrio de la Recoleta, una de las zonas más exclusivas de Buenos Aires, publicó este martes el diario "Cronista Comercial".

El cierre de su local en Patio Bullrich se concretará en los próximos días, tras haber sido inaugurado en 2007, cuando la marca decidió regresar luego de una ausencia de siete años, indicó el diario.

Allí, la firma que creó el diseñador japonés Kenzo Takada comercializa ropa para hombre y mujer, y también fragancias.

"Se cansan de las trabas para trabajar, las dificultades para vender sus productos", dijo una fuente cercana a la empresa al diario bonaerense.

Kenzo se suma así a otras firmas de presencia global, como Louis Vuitton, Ermenegildo Zegna, Escada, Calvin Klein e Yves Saint Laurent, que han salido del país a raíz de dificultades para ingresar mercaderías debido a una restrictiva política de comercio exterior.

Además, a principios de agosto, la empresa de indumentaria Ralph Lauren anunció el cierre de sus tres locales en Buenos Aires.

En el último año, el gobierno argentino puso en marcha una serie de medidas como la restricción de importaciones, la imposibilidad para que empresas giren dividendos al exterior, o la obligatoriedad de que firmas compensen sus compras fuera del país con la venta a otros mercados de productos aun cuando no son los propios de su rubro.

Por esa razón, empresas automotrices han firmado acuerdos para exportar aceite, arroz o aceitunas para que se les permita traer vehículos.

El superávit comercial del país sudamericano fue de 16.980 millones de dólares en 2009, bajó a 11.721 millones en 2010, y descendió a 10.346 millones el año pasado.

Para este año, el presupuesto prevé un superávit de 8.579 millones de dólares, aunque según datos oficiales, se acumularon 10.031 millones en los primeros ocho meses del año, con una mejora interanual de 38 por ciento. Fin