Monterrey, NL. Kia Motors arranca operaciones en la Planta de Pesquería, con la producción de 110.000 unidades, de mayo a diciembre y el año próximo tendrá una capacidad para fabricar 300.000 vehículos al año, según datos de la armadora coreana.

Sin embargo, tendrá un inicio de operaciones muy complicado debido a que se han prolongado las negociaciones con la administración estatal debido al desacuerdo de ésta con los incentivos que prometió el anterior gobierno, en 2014, que implicarían la exención del impuesto sobre nómina por 20 años y la exención del impuesto predial por 5 años.

Así como dotar de infraestructura carretera, ferrocarril, agua, tratamiento de aguas residuales, electricidad, por un total de 11.521,43 millones de pesos (US$633,6 millones), lo que representa el 27,9% del total de la inversión por US$2.500 millones, según datos de la Secretaría de Desarrollo Económico estatal.

En una entrevista por vía electrónica, Víctor Alemán, Gerente de Relaciones Públicas de Kia, comentó a El Economista, el 4 de mayo, que esperan que “la negociación con el gobierno estatal se encuentre en la etapa final ya que Kia ha recibido una propuesta del Gobierno del Estado de Nuevo León así como de las autoridades involucradas” la cual fue analizada y se entregó una contraoferta por parte de la armadora

Recalcó que se han tomado en cuenta las condiciones actuales del Estado para llegar a un acuerdo benéfico para ambas partes.

En ese sentido, el Gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez, comentó el pasado 15 de mayo, que el hecho de que Kia pueda arrancar sus operaciones “es porque el gobierno les resolvió algunas de las cosas que querían (…) Hay una que no les podemos resolver sobre todo la condonación del Impuesto Sobre Nómina (…) la condonación del Impuesto Sobre la Renta tampoco es posible y la fiesta de inauguración”.

La infraestructura que falta. Además de los 500 millones de pesos (US$27,4 millones) que aportará la Federación para la infraestructura carretera, para que la planta de Kia opere satisfactoriamente se requieren las espuelas del ferrocarril para el traslado de unidades terminadas y la recepción de insumos, dijo el Gerente de Relaciones Públicas de Kia.

Dentro de la infraestructura básica pendiente para que pueda operar satisfactoriamente la planta destacan las espuelas de ferrocarril para el traslado de unidades terminadas y recepción de insumos, así como duplicar el abasto de energía eléctrica que está actualmente en 70 megavolt amperio (MVas), así como el drenaje pluvial cuyas obras están inconclusas.

Kia prevé incrementar en 10% la capacidad de producción global de la empresa, con la producción de hasta 300.000 vehículos anuales.