Bangalore. Kraft Foods dijo que se dividiría en dos compañías, una para operar el negocio global de golosinas y otra que venderá alimentos preparados en Norteamérica, al tiempo que mejoró su pronóstico anual de ganancias tras resultados trimestrales mejores a los esperados.

El fabricante de las barras de chocolate Cadbury y las galletas Oero dijo que espera escindir su negocio norteamericano de alimentos para fines de 2012 y adelantó que las acciones de esa firma también cotizarán en mercados.

Ese negocio, con ingresos anuales de alrededor de US$16.000 millones, incluiría bebidas, quesos y comidas de fácil preparación con marcas como el café Maxwell House y postres Jell-O.

La división de refrigerios, con ventas anuales por US$32.000 millones y marcas como las galletas Oreo y Cadbury, incluiría también las unidades de sus mercados de Europa y mercados en vías de desarrollo y sus negocios norteamericanos de refrigerios y de golosinas.

Resultados. Kraft también elevó su previsión anual de ganancias tras reportar resultados trimestrales mejores a los esperados.

La ganancia neta ajustada del segundo trimestre fue de 62 centavos de dólar por acción, por encima de los 58 centavos que esperaba el mercado según Thomson Reuters I/B/E/S.

Dijo además que espera para el 2011 una utilidad operacional de al menos US$2,25 por acción y un alza de sus ingresos orgánicos de al menos un 5%.

Su pronóstico anterior era de ganancias de al menos US$2,20 por acción y un alza de ventas orgánicas de al menos un 4%.

Las acciones de la compañía subían un 3,5% antes de la apertura del mercado a US$35,50.