Nueva York. Kraft Foods dijo que podrá captar US$1.000 millones adicionales en ingresos hacia 2013 al aprovechar la ampliada red de distribución y nuevos mercados que le proporcionó la adquisición de Cadbury.

El mayor fabricantes de alimentos de Norteamérica reiteró su objetivo de ahorro de costos de US$750 millones, dado que los ahorros de abastecimiento, manufactura y logística impulsarán las ganancias de productividad en más del 4% del costo de los productos vendidos.

Esa ganancia, combinada con el nulo crecimiento de los gastos generales y un alza de los precios para contrarrestar el aumento del costo de las materias primas, contribuirán a un mayor margen de ganancia bruta, dijo Kraft.

El presidente financiero de la firma, Tim McLevish, dijo en un comunicado que la combinación otorga a la compañía la confianza para generar un crecimiento orgánico de ingresos del 5% o más, márgenes en la escala del 15 al 19% y un alza en las ganancias por acción de entre el 9 y el 11%.

"La fase de cambio ahora ha concluido y hemos desplazado totalmente nuestro enfoque hacia el crecimiento", dijo la presidenta ejecutiva, Irene Rosenfeld, en una reunión con analistas.

Dijo que la compañía está mejor preparada para un crecimiento ahora, cuando más de la mitad de su cartera se compone de bocadillos y más de la mitad de su ingreso es generado fuera de Norteamérica.

A principios de este año, Kraft adquirió a la fabricante británica de dulces Cadbury por US$18.400 millones tras una adquisición hostil, agregando al chocolate Cadbury, a las gomas de mascar Trident y a las pastillas Halls a su cartera, que incluye las galletas Oreo y el queso cremoso Philadelphia.

Para el 2013, Kraft Foods Inc dijo que la proporción de su negocio en los mercados en desarrollo aumentará de un cuarto de su ingreso total a alrededor de un tercio.