Río de Janeiro. La aeronáutica brasileña Embraer registró pérdidas de 14,1 millones de reales (unos US$5,6 millones) en el tercer trimestre debido a un descenso en el volumen de entregas de aviones, informó hoy la empresa.

El mal resultado de la tercera mayor fabricante de aviones del mundo contrasta con los beneficios de 122,2 millones de reales (cerca de US$48,8 millones) obtenidos el tercer trimestre del año pasado.

A pesar de este resultado, la compañía acumula beneficios de 575,9 millones de reales (unos US$229 millones) entre enero y septiembre, cerca del triple que la cifra del mismo período del año pasado (178,1 millones de reales o US$70,9 millones).

La facturación neta bajó un 4% en el tercer trimestre, en relación al mismo del año pasado, hasta los 2.827,3 millones de reales (US$1.126 millones aproximadamente).

En cambio, en el acumulado del año la facturación tuvo una mejoría del 16% y se situó en 9.684,6 millones de reales (unos US$3.858 millones aproximadamente).

El resultado operativo o Ebitda bajó un 13,1%, hasta los 311,3 millones de reales (unos US$124 millones) entre julio y septiembre.

En el trimestre, la empresa entregó 19 aeronaves comerciales, las mismas que el año pasado, y 15 aviones ejecutivos, diez menos que en el mismo período del año anterior.

En contrapartida Embraer acabó en septiembre con una cifra récord en su cartera de pedidos firmes, de US$22.100 millones, lo que se debió en gran medida, a la firma del acuerdo para la venta de 28 cargueros militares KC-390 a la Fuerza Aérea de Brasil.