Londres. Es poco probable que el barril de petróleo vuelva a los US$80 antes del final de la próxima década pese a la caída sin precedentes en la inversión, en momentos en que el crecimiento de la demanda anual lucha por superar el rango de un millón de barriles por día, dijo este martes la Agencia Internacional de Energía (AIE).

En su Panorama Mundial de Energía, la AIE dijo que el crecimiento de la demanda bajo su escenario central se elevará anualmente en unos 900.000 barriles por día (bpd) para 2020, llegando gradualmente a una demanda de 103,5 millones de bpd para 2040.

La caída este año del precio del crudo LCOc1 a alrededor de US$50 por barril ha provocado recortes abruptos en la producción del petróleo de esquisto en Estados Unidos, uno de los principales contribuyentes a la sobreoferta que ha generado una caída del 50% en el valor del crudo en los últimos 12 meses.

"Nuestra expectativa es ver que los precios gradualmente suban a cerca de US$80 en torno a 2020", dijo a Reuters Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE, antes de la publicación del informe.

"En los últimos 25 años, nunca hemos visto dos años consecutivos donde las inversiones hayan disminuido y esto puede tener implicaciones para el mercado del petróleo en los años venideros", agregó.

"Estimamos que este año las inversiones en petróleo se reducirán más de un 20%. Sin embargo, tal vez aún más importante, esta disminución también continuará el próximo año", sostuvo.

"En los últimos 25 años, nunca hemos visto dos años consecutivos donde las inversiones hayan disminuido y esto puede tener implicaciones para el mercado del petróleo en los años venideros", agregó.