Industrias La Constancia (ILC), subsidiaria de la firma mundial SabMiller en El Salvador, trabajó durante 2010, con 65.000 distribuidores de sus productos, la mayoría, micro, pequeñas y medianas empresas.

En ese mismo período, de acuerdo con Aldo Vallejo, vicepresidente de relaciones corporativas de ILC, la compañía invirtió US$145 millones en la compra de productos y servicios a las empresas salvadoreñas; una cifra que es similar a la gastada en 2009.

Lo anterior se desprende del segundo informe de desarrollo sostenible que la firma presentó, y en el que indica que los pilares, social, económico y ambiental, son los que sostienen las actividades de ILC.

En este último apartado, por ejemplo, la compañía logró, a lo largo de 2010, reducir en 10% el consumo de energía en la planta de produccion de cerveza y 13% en las plantas que procesan el agua envasada y los néctares. Asimismo, se obtuvo una reducción del 10% en el consumo de agua.

Por otra parte, se capacitó a cerca de 800 personas en los rubros de computación, emprendurismo y panadería, además de trabajar con cerca de 100 negocios, cuyos dueños fueron capacitados en cursos básicos de contabilidad, inventarios y costos.

El informe resalta, finalmente, que, en 2010, en el rubro del empleo, la firma que cuenta actualmente con 2,800 plazas, canceló US$36 millones en salarios y US$85 millones en concepto de impuestos.