Madrid. El grupo español ACS ha instalado en el Golfo de México una plataforma para la petrolera Pemex que acelerará los procesos de producción de crudo y gas, ha informado este martes la compañía.

La instalación, que ha sido ejecutada a través de su filial Dragados Offshore de México, tiene una altura de 53 metros, pesa más de 14.000 toneladas y posee una capacidad para procesar 200.000 barriles de crudo y 17 millones de metros cúbicos de gas diarios.

La plataforma, tipo octápodo, está integrada por un separador de aceite y gas, tres módulos turbocompresores de alta presión, dos plantas de deshidratación de gas de alta presión y tres turbogeneradores, informa ACS en una nota.

Cuenta además con dos plantas de endulzamiento de gas amargo, con el objeto de eliminar los contaminantes de ácido sulfhídrico y anhídrido carbónico de la corriente de gas inyectada en red.

Como ejemplo, la capacidad de compresión de la plataforma podría inyectar en red la demanda de gas de toda la Comunidad de Madrid.

El grupo ACS firmó un contrato con Pemex para acondicionar en México unas plantas de procesamiento de hidrocarburos de la petrolera mexicana por unos US$95 millones (unos 70 millones de euros), informó el pasado mes de marzo la compañía española.