Santiago. En los primeros siete meses de este año la factura petrolera en Guatemala aumentó 37% ubicándose cerca de los US$1.798 millones, según datos de la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del Ministerio de Energía y Minas (MEM) de dicha nación centroamericana.

“Este comportamiento refleja la tendencia internacional del barril de petróleo y, sobre todo, de sus derivados”, detalló el informe del MEM. Según el estudio, el desempeño internacional del barril de petróleo está asociado a los conflictos en el Medio Oriente, Libia y la situación económica mundial de Europa y Estados Unidos

En lo que va de 2011, mayo fue el mes en que el precio promedio del barril de petróleo alcanzó su mayor nivel con US$110 por barril. Sin embargo, esta semana rebajó su precio a cerca de US$89.

El reporte establece que la compra de diésel ascendió a US$684 millones, seguido en su orden por la gasolina especial con US$346.9 millones, el búnker con US$295 millones y la gasolina regular con US$238.8 millones.

En el caso del Gas Licuado de Petróleo (GLP), la factura ascendió a US$161.5 millones a julio último, el kerosene a US$40.4 millones, el petcoke a US$26.2 millones, el asfalto a US$4 millones y la gasolina para avión a US$1.3 millones.

La demanda subió 5.35%, a un ritmo menor que el de la factura. Entre enero y julio, se adquirieron 16.52 millones de barriles de petróleo. El aumento indica que la economía está mejorando, manifiesta el informe de las autoridades.