Ciudad de México. La industria mexicana de Tiempos Compartidos y Propiedad Vacacional anticipa un crecimiento de entre 10 y 12 por ciento para este año.

Juan Ignacio Rodríguez, vicepresidente senior de Desarrollo de Negocios Latinoamérica de RCI, indicó en conferencia de prensa que este resultado permitirá superar las ventas que se tuvieron en 2014, por un valor de 3.6 mil millones de dólares.

Dijo que los resultados del año pasado fueron incluso 10 por ciento superiores a lo que se tuvo en 2013, pues se lograron comercializar 201 mil semanas en propiedades vacacionales frente al récord obtenido en 2008, que fue de 196 mil semanas vendidas.

Agregó que de las ventas que se tuvieron en 2014, 60 por ciento se concentró en Cancún y Riviera Maya, 14 por ciento más estuvo en Los Cabos; 13 por ciento en Puerto Vallarta y Riviera Nayarit y cuatro por ciento en Mazatlán. En otros destinos como Ixtapa, Acapulco y algunos de Baja California Sur, concentraron nueve por ciento.

El turismo en México ha tenido buenos resultados al primer trimestre, lo que hace que seamos positivos en la industria. Con el crecimiento de este año esperamos estar cercanos a cuatro mil millones de dólares en ventas, lo que es un resultado importante para el turismo en el país”.

Según Rodríguez, 75 por ciento de las ventas de tiempos compartidos se genera entre los turistas estadounidenses y canadienses y 25 por ciento entre mexicanos, aunque recientemente, mercados emergentes como Brasil, Colombia y Chile han mostrado su interés en este producto. “El gasto promedio por estadía del turista convencional es de 890 dólares y en el caso de tiempo compartidos es de mil 800. La tendencia de gasto se ha mantenido”. Precisó que incluso la estadía promedio es de 7 días.

En el marco del anuncio de la XXIX Convención Anual de la Asociación Mexicana de Desarrolladores Turísticos, A.C. (Amdetur), que se realizará del 22 al 24 en Ciudad de México, el directivo destacó que esta industria aún tiene retos por vencer, como la facilidad de moverse a la velocidad que los consumidores lo hacen hacia aplicaciones tecnológicas, por ejemplo.

Ana Patricia de la Peña, presidenta del Consejo Directivo de Amdetur, indicó que debe existir una mayor regulación sobre todos aquellos establecimientos que ofrecen una casa como hospedaje, pues primero se debe anteponer la imagen del país por lo que deben existir medidas de seguridad e higiene, contratación de seguros de Responsabilidad Civil, entre otros.

“Eso es uno de los motivos por los cuáles destinos como Acapulco se han visto afectados”, comentó.