Buenos Aires. La industria textil marplatense abastece el 60 por ciento de productos de punto de lana que se consume en el mercado local, afirmó la titular de la entidad que nuclea a las empresas del sector instaladas en la Ciudad Feliz y zonas aledañas, María Liberati.

Liberati, en diálogo con Télam, afirmó que en Mar del Plata "tenemos una gran cantidad de fábricas que forman parte de este gran polo textil que es muy importante dentro de nuestro país, donde se confeccionan muchas colecciones de punto de marcas nacionales y algunas internacionales".

"Muchos de los productos de lana que se venden en San Carlos de Bariloche salen de las fabricas marplatenses", remarcó la empresaria, al tiempo que señaló que "desde esta ciudad se vende por mayor a todo el país, desde la Quiaca hasta Ushuaia".

Frente a la temporada invernal y al inminente inicio del receso vacacional de mitad de año, Liberati dijo: "en un principio fuimos un poco castigados porque el clima nos nos ayudó, debido al que el invierno se hizo esperar. Pero llegan en pocos días las vacaciones de invierno y desde esta ciudad estamos preparados y esperanzados en que se hagan buenas ventas".

"Los colores de este invierno son los grises, negros, marrones, colores tierra, mientras se prepara en las fábricas en esta época del año la colección primavera-verano que llegará con blanco combinado con camel, coral, fucsia y rojos", adelantó.

"Aunque Mar del Plata no sea el destino turístico preferido en esta época del año, últimamente las vacaciones de invierno son muy buenas ya que la gente que viene es generalmente de Capital Federal, Gran Buenos Aires y el interior bonaerense y siempre que llegan a Mar del Plata compran suéters y camperas del gran polo textil existente en nuestra ciudad", relató.

En los que se refiere al sector textil, Liberati manifestó que "venimos de tiempos difíciles, lo que hacemos es mantenernos y tratar de no perder lugares como también trabajar y colaborar para que no se diluyan los puestos de trabajo y siempre haciendo acciones para poder promover la venta y el tejido de Mar del Plata".

Con respecto a cursos y capacitaciones, la empresaria recordó que "hace dos meses se abrió la Escuela de Capacitación Textil la que se encuentra ubicada en la calle Dorrego al 2800" que estaba cerrada desde el 2011.

"Nosotros ponemos las maquinarias, el edificio y los insumos y el municipio colabora con el sueldo de los instructores", dijo.

"Hemos arrancado muy bien y ya las primeras alumnas que han comenzado con esta capacitación han realizado sus primeros trabajos y quieren que sean donados para el día del niño en barrios de bajos recursos y en comedores barriales", agregó.

Liberati enfatizó que "muchas de las personas que se están capacitando ya han encontrado trabajos formales, lo que me llena de orgullo por haber sido alumna de esa escuela hace unos 30 años atrás".

Con respecto a los cupos, horarios y tipo de capacitación que se brinda en la misma, remarcó "más de 700 personas se han anotado en los cursos, pero estos son reducidos para que puedan capacitarse correctamente ya que no puede haber mas de 2 o 3 alumnos por maquina".

"En este momento estamos con 4 cursos de 20 alumnos cada uno con una duración de 4 meses", dijo.

"Si llegamos a conseguir los fondos necesarios o recursos para poder aumentar la cantidad de días (porque en estos momentos estamos dictándolos solo martes y jueves), vamos a poder funcionar de lunes a viernes y muchos de los aspirantes podrán capacitarse y formarse con profesionales del tejido de punto de reconocida trascendencia local", subrayó.