Buenos Aires. Las actividades de las principales terminales del área de Rosario, el mayor puerto de granos de Argentina, estaban prácticamente paralizadas este miércoles por una huelga de trabajadores que reclaman un alza salarial, dijeron fuentes empresariales y sindicales.

Los puertos de las empresas Bunge, Cargill , Vicentín, Molinos y la Asociación de Cooperativas Argentina (ACA) no registraban ingreso de camiones con granos y sus plantas estaban casi paradas por la protesta de la Confederación General del Trabajo de San Lorenzo, en las cercanías de Rosario.