La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) insta a los gobiernos de todo el mundo a implementar rápidamente las directrices globales de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para restablecer cuanto antes la conectividad aérea.

El Consejo de la OACI aprobó el documento 'Despegue: guía para los viajes aéreos tras la crisis de salud pública de Covid-19'. Es un marco documentado y completo de medidas temporales basadas en el riesgo para operaciones aéreas durante la crisis Covid-19.

El documento propone un enfoque gradual para reiniciar la aviación e identifica un conjunto de medidas basadas en el riesgo generalmente aplicables. En línea con las recomendaciones y la orientación de las autoridades de salud pública, estas mitigarán el riesgo de transmisión del virus COVID-19 durante el proceso de viaje.

Esta medidas incluyen distancia física en la medida de lo posible e implementación de "medidas basadas en el riesgo cuando no es posible el distanciamiento, por ejemplo en cabinas de aviones", uso de mascarillas por pasajeros y tripulaciones, saneamiento y desinfección de todas las áreas con potencial contacto humano y contaminación, así como monitoreo de salud.

Se incluirían autoinformes antes y después del vuelo, así como también controles de temperatura corporal y exámenes visuales "por profesionales de la salud". Además se recomienda el monitoreo de contactos de pasajeros y trabajadores con información actualizada, así como un formulario de declaración de salud del viajero. También se recomienda el fomento del uso de herramientas electrónicas para evitar documentos en papel.

Evitar un "mosaico" de medidas. El informe del equipo al Consejo de la OACI subraya "la importancia esencial para evitar un mosaico de medidas de salud a nivel mundial en la aviación incompatibles entre sí".

Por ello informe insta a los Estados miembros de la OACI a "implementar medidas armonizadas a nivel mundial y regional, mutuamente reconocido, lo que no creará una carga económica indebida y no pondrá en peligro la seguridad y protección de la aviación civil".

Las medidas de mitigación de riesgos de Covid-19 "deben ser flexibles y estar bien orientadas para que una industria aérea dinámica y competitiva estimule la recuperación económica".