Viena. La OPEP ha diagnosticado este miércoles que la tendencia a la baja de los precios del crudo está motivada por la mala situación de los fundamentos del mercado, debido a una fuerte oferta y una mediocre demanda, aunque mantiene sus previsiones de demanda en 92,38 millones de barriles diarios (mbd) en 2015.

En su informe mensual sobre el mercado petrolero, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) recuerda que el precio de su barril de referencia sufrió en octubre la mayor depreciación mensual desde junio de 2012, y marcó su valor mensual más bajo en cuatro años marcados por las "preocupaciones sobre el ritmo del crecimiento económico mundial".

Según el cartel petrolero, los estímulos económicos en Japón y las ajustadas políticas monetarias en EE.UU. han "golpeado" un mercado petrolero que ya estaba sufriendo "por un robusto suministro y una demanda mediocre".

La OPEP se refiere también a la fortaleza del dólar y a movimientos de cobertura y ventas de bajo precio en los mercados financieros de futuros como otros elementos que explican los bajos precios del "oro negro".

El informe de la OPEP, hecho público este miércoles en su sede en Viena, no altera sin embargo los cálculos de demanda del pasado mes.

Así, en 2014 el consumo global será de 91,19 millones de barriles diarios (mbd), que suben un 1,31%, hasta 92,38 mbd, en 2015.

Por regiones, Europa volverá a quemar el próximo año menos petróleo, aunque la tendencia a la baja se ralentiza y la demanda en los países ricos del continente sólo cae un 0,52%.

La OPEP indica que aunque la situación económica en la zona euro sigue siendo "frágil", hay "señales positivas que apuntan hacia una tendencia a mejorar".

La economía en Estados Unidos, por contra, sigue avanzando, lo que en 2015 se traducirá en una mejora de la demanda de petróleo del 0,65%, la más alta de todos los países industrializados.

Latinoamérica consumirá también un 3,5% más crudo que en el presente año.

China, con un crecimiento previsto del 7,2 por ciento en 2015, seguirá tirando de la demanda mundial de crudo, hasta suponer 10,72 mbd o el 11 por ciento del total.