Panamá será el primer país donde La Pampa Argentina, de El Salvador, buscará conquistar a los comensales de la región.
Los asistentes a calle Uruguay, en Panamá, famosa como atractivo turístico, serán testigos de la apertura del primer restaurante de la firma salvadoreña La Pampa Argentina, que con esta inauguración también inicia el proceso de regionalización del Steak House, nacido en El Salvador en 1987.

Será un restaurante que ocupará 400 m², de un total de 800 m² y que tendrá capacidad para atender a 150 comensales, aseguró Francisco Muñoz, gerente de operaciones y franquicias de La Pampa Argentina.

La idea de salir a conquistar el mercado de los Steak House en Centroamérica se viene trabajando desde hace tres años, logrando otorgar la franquicia a inversionistas venezolanos, quienes explotarán el nombre y las buenas prácticas de La Pampa en territorio panameño.

“En este país se contempla la apertura de cuatro restaurantes en un período de dos años, el primero es el de la calle Uruguay entre la calle Balboa y la calle 50, pero también ya se busca una segunda locación en una torre corporativa en la que trabajarán cerca de 3,000 personas en la exclusiva zona de Costa del Este de Panamá” aseguró el ejecutivo.

Este primer restaurante costará cerca de US$700.000 y estará listo a inicios de 2015.

Apuesta por el sur de Centroamérica. En El Salvador, La Pampa Argentina cuenta con 10 restaurantes, de los que cinco son propios de la firma y los otros cinco se han establecido como franquicias, de ese total siete son Free Stand (espacios propios con parqueo) y tres en modalidad In House (dentro de centros comerciales).

Por ellos pasa un aproximado de 700 a 1,000 personas diarias y se consumen en un mes de temporada baja 10,000 libras de carne premiun o corte lomo de aguja, que es el principal platillo que sirve el restaurante.

Pero en temporada alta, es decir, en diciembre o mayo, se puede llegar a consumir hasta 20,000 libras de lomo de aguja, por parte de los comensales que en promedio se quedan en reuniones o por comidas de placer cerca de una hora y media, dijo Francisco Muñoz, el gerente de operaciones de la firma.

El insumo principal, la carne, es importada en un 100 % desde Nicaragua, país justamente al que ya le apuestan en el proceso de expansión junto a Costa Rica. A esos mercados, dijo Muñoz, esperan ingresar siempre con franquicias operadas por quienes manejan la firma de La Pampa Argentina que funciona en la zona turística de El Boquerón, en las faldas del volcán de San Salvador.

“En Nicaragua, la idea es levantar el restaurante en un edificio corporativo donde funcionan varios call centers”, aseguró Muñoz.

Lo que persigue con el proceso de regionalización La Pampa Argentina es convertirse en un Steak House líder en su rubro y para ello planean en total cuatro restaurantes para Panamá, otros cuatro para Costa Rica y en Nicaragua, por lo menos, tres restaurantes.

Muñoz dijo que han realizado estudios de mercado en Guatemala, país que cuenta con una tasa alta de competitividad en el rubro de las carnes premium, mientras que en Honduras aún no han realizado esos estudios; sin embargo, considera que la ciudad con mayor potencial es San Pedro Sula, la segunda ciudad más importante de este país.

De hecho, inversionistas de otras latitudes como Italia, México y países del sur se han interesado por manejar franquicias de este restaurante; sin embargo, la apuesta principal está centrada en este momento en Centroamérica.
Franquicia de poca inversión

En 2006, La Pampa Argentina se comenzó a vender bajo la modalidad de franquicia, logrando con ello abrir un restaurante en el oriente de El Salvador y hoy ya son cinco las franquicias que operan en este país.

Cuando un inversionista se muestra interesado por manejar la marca de La Pampa Argentina, los ejecutivos de la misma trabajan de la mano en primera instancia para analizar y ubicar el lugar adecuado para que el negocio pueda tener éxito.

Luego se trabaja coordinadamente en los detalles del lugar, con el propósito de generar el ambiente agradable y a pesar de llevar el nombre de un país del sur, tiene en su menú platos premium enfocados en la forma en que se sirven las carnes en Estados Unidos, uno de ellos es el angus.

En materia de inversión, una de las principales recomendaciones que se hace es financiar el presupuesto de gastos en un 50 % o 60 %, asegura el ejecutivo, así el inversionista tiene mayores facilidades de obtener retornos en corto tiempo.

Y es que las franquicias de La Pampa tienen la particularidad de ser inversiones relativamente bajas, si se compara con otras que están llegando para operar en los países de Centroamérica.

“Una cocina completa de La Pampa puede llegar a costar entre $70,000 y $80,000” asegura Francisco Muñoz. Mientras que en otras franquicias solo el área de cocina puede rondar los $200,000, cifra que puede servir para montar un restaurante completo de La Pampa, asegura.

De hecho, $200,000 es el presupuesto promedio que se requiere para abrir un restaurante In House de La Pampa.

El establecimiento más elevado en precio que la firma tiene es la sucursal El Volcán, en San Salvador, que llegó a costar cerca de $1 millón. “Porque se tuvo que comprar desde el terreno, levantar la infraestructura y adecuar los espacios para ofrecer la mayor comodidad”, aseguró.

Esa es la razón por la cual asegura que los inversionistas se han mostrado interesados en manejar restaurantes de
La Pampa Argentina en los diferentes países de la región y en el mismo El Salvador, donde se tiene planificado abrir dos restaurantes más en marzo y abril de 2015.